HISTORIA


A comienzo del siglo XX, existía una pequeña localidad al sud oeste de Galles llamada "Perram". Por su ubicación geografica, cercana a la costa, se encontraba muy expuesta a los vientos del Océano Atlántico.

El clima era frío, ventoso y con altos niveles de humedad lo que orginaba permanentes lluvias en la región. Dadas las condiciones climáticas, sus habitantes debían vestir abrigos pesados e impermeables.

Es por ello que comenzaron a instalarse pequeñas fábricas textiles, manufactureras de tejidos, principalemnte lana. Los tejidos eran bien compactos, abrigados y permitían soportar los fuertes vientos de la región. Estos materiales, con los que luego se fabricaron los abrigos, contaban con un proceso de impermeabilización que mantenía las prendas siempre secas. En la Argentina, a principios de los años 20, comenzaron a importarse telas provenientes de la localidad galesa de Perram. Principalmente se importaba gabardina, pesada, de lana, impermeable. Con ellas se confeccionaron los primeros abrigos. La característica principal de estos abrigos era su impermeabilidad y dado el origen y procedencia de la materia prima utilizada, surge el nombre de PERRAMUS.

Así en el año 1922 nace en la Argentina "Casa Perramus" que comienza a fabricar los primeros pilotos con gabardina de lana, de gran peso y muy compactas que abrigan y son totalmente impermeables a la lluvia.

LA EVOLUCIÓN


Perramus fué posicionando sus productos como genéricos, logrando instalar de forma permanente en el imaginario colectivo un sinonimo del buen vestir. En la decada del '90 a propuesta comercial se enriqueció a partir de la incorporación de nuevos diseños que permitieron expandir y darle solidez a la marca sin perder el estilo y la calidad. En el año 2000 se llevó adelante un decisivo proceso de cambio de imagen que posibilitó una interesante renovación, saliendo del concepto del impermeable e incorporando una gran variedad de productos, tanto en camperas como en su linea de tapado y abrigos. Continuando con su especialización en prendas outerwear.

Con el correr de los años y trabajando con mucho profesionalismo y organización, se fueron incorporando nuevas materias primas, innovando en diseño, fabricando a mayor escala, remodelando y abriendo nuevos locales y ampliando la cartera de clientes en el interior. Todos estos factores hicieron que Perramus alcanzara su posicionamiento actual.

Actualmente dicho proceso sigue profundizándose: la marca ya no es sólo el piloto, sino que ofrece una colección completa de indumentaria, que, con singular carácter ha permitido la instalación de un total look en el que se reconoce su aura de clásico irremplazable.